Select Page

Aborto: El 74,6% de la población mundial tiene licencia para matar

Aborto: El 74,6% de la población mundial tiene licencia para matar

Existen muchas razones que sustentan la existencia del aborto, ninguna científica o con sustento siquiera lógico. Todas ellas si respaldadas por organismos internacionales quienes ven en este “recurso” un medio de control del índice poblacional. 

El 74,6% de la población mundial puede matar a su hijo de forma legal, según se deduce del informe que el Centro de Derechos Reproductivos ha elaborado sobre la legislación relativa al aborto, vigente en 2014 a nivel mundial.

Y ese enorme porcentaje se lo lleva en gran parte al hemisferio norte del planeta: EEUU, Canadá, Europa y Asia concentran la mayoría de países en los que el aborto es libre. En todos ellos se puede abortar sin esgrimir ningún motivo, con la única diferencia del número de semanas que establece cada país como plazo legal. Por otra parte, sólo en Sudamérica y en África la vida de los no nacidos tiene alguna protección por parte del Estado.

El informe divide en cuatro categorías los diferentes tipos de legislaciones sobre el aborto: 1.Prohibido, excepto por riesgo de muerte para la madre; 2. Permitido por razones de salud; 3.Permitido por razones socioeconómicas. 4. Libre, hasta un determinado número de semanas.

descarga

Prohibido con alguna excepción

Dentro de los 66 países que prohíben el aborto, algunos de ellos hacen una excepción en caso de peligro de muerte para la madre, en cuyo caso la ley exime al médico del delito de aborto, ya que la intención es la de salvar la vida de la madre a pesar de que ello implique la muerte del hijo.

De todos los Estados que poseen esta legislación, sólo cuatro se encuentran en occidente: Irlanda, San Marino, Malta y Andorra. El resto radicán en Oriente Medio, África, Sudamérica, Centroamérica, el sudeste asiático y Oceanía.

En los países en los que se puede abortar por motivos de salud, se entiende salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”, según define este término la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto permite a las mujeres alegar enfermedades que no sean de riesgo como  motivo válido para poder abortar. Irlanda del Norte, Mónaco, Liechtenstein y Polonia son los países europeos que recogen en su legislación este supuesto de salud. Este es el caso mayoritario en África, Sudamérica y algunos países de Oriente Medio.

Más preocupante es que hasta 13 países contemplen motivos socioeconómicos como pretexto para poder abortar. Finlandia, Gran Bretaña, Barbados, Belice, Japón, India, Chipre, Fiji, Hong Kong, Islandia, San Vicente y Granadinas, Taiwán y Zambia.

En el resto del mundo se practica la barra libre del aborto. No hacen falta razones para matar al bebé, tan sólo se pide estar dentro de un tiempo determinado de gestación y pagar la operación.

planned

Algunos Estados exigen para poder terminar con el embarazo se encuentra el consentimiento conyugal. Incluso existen organizaciones como Planned Parenthood, subvencionadas por el Estado, que practican de forma gratuita la eufemísticamente llamada ‘interrupción voluntaria del embarazo’.

Los plazos para abortar varían según el país, pero van desde las ocho hasta las 24 semanas, con una media general de doce.

 

Abortos sin límites

Hay tres países que van más allá de toda lógica y no fijan ningún plazo que limite el derecho a abortar. Son Corea del Norte, Vietnam y China.

Son 14  las semanas que el Gobierno español decreta como plazo máximo para poder abortar, dos por encima de la media. La única modificación que introdujo recientemente el Gobierno de Mariano Rajoy en la Ley del aborto es la necesidad de notificarlo previamente a los padres de las menores de edad, aspecto que cada vez menos estados incluyen en su legislación.

Para poder abortar una vez superado el plazo máximo permitido por la ley se tienen que dar una serie de supuestos: la malformación del feto, el riesgo para la salud de la madre y la violación o el incesto entre otras.

Entre los requisitos que algunos Estados exigen para poder terminar con el embarazo se encuentra el consentimiento conyugal, como reconocimiento al derecho de decisión de los padres sobre sus hijos.

Este principio está presente en el ordenamiento de las leyes de Japón, Taiwán, Arabia Saudita, Guinea Ecuatorial, Corea del Sur, Marruecos, Maldivas, Kuwait, Siria e Indonesia. Un número muy pequeño si se tiene en cuenta que en el estudio compara un total de 199 países.

En la leyenda del mapa se pueden apreciar particulares de cada país, como la prohibición del aborto por motivo de género (China) o las semanas exactas que impone la Ley en cada Estado.

 

 

 

 

 

 

Condensado de Aborto: “El 74,6% de la población mundial tiene licencia para matar” Por Pablo Gonzales de Castejon en actual.com

Leave a reply