Select Page

Andrea Bocelli y el Vaticano por la Familia

Andrea Bocelli  y el Vaticano por la Familia

“Este proyecto me ha ‘tocado’ porque la familia es importantísima…hay muchas

cosas que nos hacen olvidar los importante que es para nosotros”.

                                                                                                 Andrea Bocelli 

 

Conscientes de este “poder”, la Santa Sede ha lanzado una novedosa iniciativa para mostrar la belleza de la familia a través de la música. Es por ello que la Oficina de Prensa de la Santa Sede ha presentado el proyecto ”El Gran Misterio. El Evangelio de la Familia, escuela de humanidad para nuestros tiempos”, promovido por el Pontificio Consejo para la Familia y por el maestro Andrea Bocelli.

Se trata de una serie de eventos, sobre todo espectáculos de luz y sonido, en diversas ciudades europeas en el año dedicado a la reflexión sobre la familia, en vista de la próxima asamblea sinodal de octubre.

El cardenal Martínez Sistach en conferencia de prensa expreso la necesidad de ”presentar la hermosura y la trascendencia del misterio de la familia cristiana, que consiste en una comunidad íntima de vida y amor entre los cónyuges y entre padres e hijos y hermanos entre sí, en el seno de una familia más grande, en la sociedad y la Iglesia. Las grandes virtudes y valores de la familia cristiana hoy son muy necesarias y urgentes”

”La basílica de la Sagrada Familia -explicó el arzobispo de Barcelona- es una manifestación del gran misterio de Dios y del hombre. En nuestro tiempo en que el hombre trata de construir su vida sin Dios, como si El no tuviera nada que decirle”

Nuevamente nuestras felicitaciones a nuestro Papa Francisco.

Se han hecho universales las palabras “Si quieres destruir un país, destruye a la familia”. Y es que la familia lo es todo, en ella aprendemos la convivencia en armonía, la justicia, equidad, dialogo, el compartir, perdonarnos, amar, así como a pelear, discutir, molestarnos y quizás enfurecernos pero finalmente a reconciliarnos…aprendemos todo lo bueno y ante la ausencia de ella o su desintegración todo lo malo.

 

 

 

 

 

 

Leave a reply