Select Page

Argentina es el primer país de Sud América que permite el Aborto totalmente libre.

Argentina es el primer país de Sud América que permite el Aborto totalmente libre.

El aborto ya es libre.  Se permite abortar a las madres incapaces y menores de edad.  Se suprime todo mandato judicial, se restringe la información al esposo o padres.  Se suprime la objeción de conciencia y  se les obliga a los médicos a practicarlos e incluso a promocionarlos.

El Ministerio de Salud de Argentina actualizó la guía para la atención de los abortos no punibles.  Esta es “de aplicación obligatoria en todo el territorio argentino y debe ser puesto en práctica por todas las instituciones sanitarias, tanto públicas como privadas”.

 

HOY YA EXISTE EL ABORTO LIBRE

“Las causales que habilitan a solicitar una Interrupción Lícita del Embarazo (ILE) son que el embarazo constituya un peligro para la salud (física, psíquica o social) o la vida de la mujer, o que haya sido producto de una violación”. No hace falta “la constatación de una enfermedad”, basta un riesgo “potencial” y “no debe exigirse tampoco que el peligro sea de una intensidad determinada”. La afectación de la salud mental incluye la “pérdida de la autoestima”.

 

ABORTO EN CASOS DE VIOLACIÓN

No se podrá exigir “denuncia policial o judicial”. Basta una declaración jurada “simple” y sin “formalidades legales”. No se le podrá pedir a la persona que “profundice en las circunstancias del hecho o que brinde prueba alguna”.

 

ABORTO EN CASOS DISCAPACIDAD “PSICOSOCIAL O MENTAL”

“Bajo ninguna circunstancia el servicio sanitario debe exigir la acreditación de la discapacidad intelectual-mental”, acompañará a la gestante “durante todo el proceso de atención fortaleciendo su autonomía”. Si ha sido declarada incapaz judicialmente intervendrá el representante legal.

 

MENORES DE EDAD YA PUEDEN ABORTAR

Podrá solicitar un aborto desde los 14 años “sin que se requiera la autorización de sus padres o representantes legales”. Si es menor de 14 años deberá ser oída y los padres participarán de la decisión. Cuando exista de parte de los padres una “negativa injustificada”, “dejarán estos de intervenir, haciéndolo en lugar de ellos, curadores especiales”.

 

MANDATO DE NO JUDICIALIZAR

“No deben interponerse obstáculos médico-burocráticos o judiciales para acceder a la prestación de una ILE”. “La interrupción debe ser practicada por el equipo de salud sin intervenciones adicionales innecesarias, sean médicas, administrativas o judiciales”. “El mandato de no judicialización implica que con la intervención de un médico es suficiente”.

 

CONFIDENCIALIDAD

No se puede dar información sobre el aborto a “terceros –incluidos esposo, compañero/a, padre, madre– debe hacerse con la autorización expresa de la mujer”.

 

RESTRICCIONES A LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA

Se puede ejercer la objeción de conciencia ante un pedido de aborto si se ha declarado previamente por escrito y “siempre y cuando no se traduzca en la dilación, retardo o impedimento para el acceso a esta práctica médica”. “La implementación de mecanismos administrativos y/o la realización de la interconsulta no pueden implicar demoras innecesarias en la realización de la ILE”. “Las demoras innecesarias, el brindar información falsa o negarse a llevar a cabo el tratamiento constituyen actos que pueden ser sancionados administrativa, civil y/o penalmente”.

 

MÉDICOS OBLIGADOS A PRACTICAR ABORTOS

El profesional que es objetor de conciencia debe, de todos modos, informar a la mujer si se encuentra comprendida en una causal de aborto y remitirla inmediatamente a un profesional no objetor. “De no existir alguien encuadrado en esa categoría, debe realizar la interrupción; es decir que no puede invocar su objeción para eludir el deber de participar de un procedimiento de ILE”.

 

PROMOCIÓN DEL ABORTO

Se le propondrá el aborto aunque la mujer no lo solicite, si el profesional detecta que presenta alguna de las causales “que le dan derecho a solicitar la práctica”. El “Flujograma de modelo de atención” indica que la primera pregunta tras la recepción de una embarazada en el sistema de salud es: “¿Existe causal para ILE?”. Si existe causal y la mujer aún no ha tomado una determinación hay que “informarle que cuanto antes se realice el procedimiento será más sencillo”.

Entre las causales ejemplificadas se menciona: la gestante presenta una enfermedad de base o diagnosticada durante el embarazo, expresa en la guardia que fue violada, es una discapacitada embarazada, se detecta “violencia de género” o “violaciones intramaritales” y la continuidad del embarazo es un peligro para su “salud física, psíquica o social”.

 

Condensado de NOTIVIDA, Año XV, Nº 975, 18 de junio de 2015

Leave a reply