Select Page

El sexo corporal expresa el género

El sexo corporal expresa el género

El género es una noción ideológica que da al sexo-cuerpo un uso múltiple

sin respetar las leyes de la naturaleza biológica

Sexo, realidad objetiva

El Sexo tiene una definición estricta, programada desde el código genético, hace a cada ser único e irrepetible, es lo dado en la naturaleza, siendo transmitido por los padres en sus genes. Los cromosomas van sexuando al individuo y hacia los tres meses fetales por acción de las hormonas se diferencian los caracteres sexuales primarios. 

El sexo configura el cuerpo desde la concepción, está influido por los genes primariamente y las hormonas actúan según el sexo genético. En su desarrollo embriológico tiene un resultado predeterminado en una de las dos categorías, se es hombre o se es mujer.

Las diferencias físicas en el interior y exterior del cuerpo humano tienen consecuencias derivadas de lo biológico en los caracteres sexuales secundarios, con hormonas sexuales diferentes en uno y otro sexo y se manifiesta en roles sociales, mayor fuerza física en varones, especialización en tareas de trabajo, actitudes e ideas con una concepción de la vida, atracción complementaria entre los dos sexos, que va más allá de lo meramente físico, creando un todo, que se amplía a la familia, donde la concepción de nuevos seres se realiza en el medio ambiente ideal y natural.

El sexo define la configuración corporal y las variantes conocidas como cualidades psíquicas son el género masculino y el género femenino, pero estas cualidades están unidas al sexo varón o al sexo mujer.

 

El género realidad subjetiva

El género es una realidad subjetiva vivida en la psique de cada individuo. El concepto de género se define de otra manera, y abarca más de las dos únicas alternativas que produce el sexo. La sexualidad es el modo en que cada persona vive su ser sexuado y el género es definido como la manera en la que la persona siente y ejerce su sexualidad y se presupone que presenta diversidad.

El género presenta varias opciones que contrastan con el sexo, que viene marcado y que sólo tiene dos opciones: ser varón masculino, ser mujer femenina. Esas opciones y variables de género, son los roles o papeles sociales que la persona desarrolla desde su infancia y que definen a lo masculino y a lo femenino dentro del contexto social en que se vive. El género entra dentro del psiquismo y no es una definición fácil, tendiendo a ser comprendido como un estado subjetivo personal cada vez más frecuente en la sociedad .El sexo es objetivo, identifica a la persona ante la ley, se inscribe en el registro civil y ante los demás, sabiendo que es un hombre o una mujer, la educación y las ideas mentales configuran además del sexo a la persona y a veces no coinciden sus propias ideas o sus deseos con la configuración corporal.

 

La orientación sexual

Es la atracción sexual hacia otra persona que puede ser de distinto sexo o del mismo. Cada persona tiene unas determinadas cualidades psíquicas, posee un género. El género identifica a la persona ante la sociedad como hombre o como mujer y no es posible obviar lo que le antecede en sus rasgos biológicos, es decir su sexo, ya que todas las células de su cuerpo están sexuadas como hombre o como mujer.

Si se define el género sin contar con su propio sexo, se está ignorando el cuerpo y es la unidad visible que lo identifica además de todas sus células. El sexo es, el género se hace con las ideas, y permite expresar que cada persona tiene su propia identidad de género y que en el fondo es el modo subjetivo en la que se ejerce la sexualidad dando variantes sexuales: heterosexual, homosexual, bisexual, transexual, englobadas en un grupo de ideología de género. El género es lo que se aprende en la sociedad que es lo masculino y lo femenino, está marcado por la forma de educación, pero primariamente hay que reconocer el sexo genético, cromosómico, hormonal genital y la asignación de nombre al nacer.

Lo aprendido si es erróneo puede cambiarse, lo biológico y lo genético no es posible, luego hay un sexo biológico hombre con caracteres psíquicos masculinos, un sexo biológico femenino con cualidades femeninas y un grupo transgénero con orientación sexual diversa, que no se desea hacerlo coincidir con el sexo o prescinden del concepto real sexuado.

 

Las conductas sexuales

Lo expuesto anteriormente, lo genético y la embriología, hasta el momento de nacer son argumentos de la ciencia médica, no admite variaciones, salvo si existe patología prenatal.

Después en la educación, la forma de razonar de los padres puede justificar la existencia de diversas conductas sexuales a las que dan aprobación moral sin justificarlas expresamente y actúan en el niño de forma implícita. Si no se conoce el funcionamiento de lo biológico pueden caer en errores educativos, que alteran la identidad sexual del niño y del joven, siendo un asunto muy serio diferenciar lo biológico, del género masculino y femenino.

Hay en los niños e incluso en el adolescente una indiferencia en la orientación sexual, por tanto las formas de razonar que son opuestas a su sexo contienen argumentos construidos, pero no coinciden con la verdad de su sexuación corporal y hormonal, por tanto no bastan las ideas, ya que el niño está desarrollando su cuerpo que tendrá cambios en la pubertad y aprende patrones por imitación.

El sexo marca nuestra propia vida y mostrar oposición entre sexo y género lleva a conflictos personales y sociales que la ley debe revisar. Nos identifica el sexo, no la orientación sexual, las conductas de homosexualidad y heterosexualidad son de ámbito privado y subjetivo.

Al igual que se hace Medicina Preventiva y Educación para mejorar la salud, se puede prevenir contra “la moda” de considerar a la persona como género y no como sexuada.

La naturaleza humana en lo psíquico, ofrece múltiples variantes, la forma de vivir la sexualidad es tu psique y los deseos, las teorías y pensamientos que contemplan a la totalidad humana, deben ser consideradas. Pero no todo lo que se reivindica como ley es la objetividad, el sexo es ley en sí mismo es derecho natural.

Aceptar una idea que en este caso no viene avalada por la ciencia médica no basta, por el simple hecho de haberse convertido en algo que entró en política y en la ley, pero sin base objetiva, y ésta es el sexo biológico, la persona corporeizada.

 

 

 

 

 

 

 

Condensado de “El sexo corporal expresa el género” Por María de las Nieves Álvarez Peláez  en Forum libertas.com diario digital

Leave a reply