Select Page

Eutanasia Lenta: Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH)

Eutanasia Lenta: Corte  Europea de Derechos Humanos (CEDH)

“…retroceso en el grado de protección que la Convención y que la

 Corte ha brindado hasta ahora a las personas vulnerables”

                                                                                                                                        Jueces disidentes de esta sentencia

 

ESTRASBURGO, Francia, 08 de junio 2015 ( LSN ) – En una decisión histórica el viernes, la Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH) rechazó la apelación interpuesta contra el Conseil de Estado, máximo tribunal administrativo de Francia, que permitía retirarle la nutrición e hidratación artificial a Vicente Lambert,” hombre minusválido y con daño cerebral.

No obstante, este máximo tribunal no ha negado la posibilidad que la Eutanasia exista como recurso ultimo al decidir que cada país tiene el derecho de calificar la administración de alimentos y líquidos a través de una sonda de alimentación como un “tratamiento” y “cuidado”.  Es decir, ha dado una aprobación general a todas las leyes que prevén matar a pacientes no enfermos terminales así como aquellos que ya no pueden tener una relación significativa con sus seres cercanos, privándolos de alimento y la hidratación. Esto equivale a la “eutanasia lenta”: matar de hambre y deshidratación a las personas que de otra manera no han muerto.

La Corte decidió que la ley en Francia no autoriza la eutanasia o el suicidio asistido, solamente la interrupción del tratamiento cuando constituye “obstinación irracional”.  No obstante, es revelador que la Corte dijo que los estados también tienen un “margen de apreciación” en cuanto a “los medios de lograr un equilibrio entre la protección del derecho de los pacientes a la vida ya la protección de su derecho al respeto de su vida privada y su autonomía personal”

En resumen, el Tribunal decidió no admitir la Eutanasia por cuanto la ley en Francia es clara y se aplica correctamente, negándose a ir más lejos para preservar la vida de Vincent Lambert.  Es decir, porque expresamente no admite este recurso último. Esto es especialmente alarmante por cuanto puede interpretarse que la ley en Francia permite, a todos los pacientes que encuentran su sufrimiento insoportable o que han dejado instrucciones anticipadas, tendría un derecho personal a la “sedación profunda y continua”, junto con la retirada de los alimentos y fluidos.

De los 17 jueces que examinaron el caso de Vicente Lambert en una decisión final, cinco firmaron una “opinión parcialmente disidente.” Jueces Hajiyev, Šikuta, Tsotsoria, De Gaetano, y Griҭco no se anduvo con sus palabras. Entre otras cosas, escribieron:

“Lamentamos que tenemos para disociar a nosotros mismos de la opinión de la mayoría. Después de una considerable reflexión, creemos que una vez que todo está dicho y escrito en la presente sentencia, después de que todas las distinciones legales sutiles se hacen y todos los pelos finos divididos, lo que se propone es nada más y nada menos que una persona con discapacidad grave que es incapaz de comunicar sus deseos sobre su condición actual  puede, sobre la base de una serie de supuestos cuestionables, ser privado de dos necesidades básicas para mantener la vida, es decir, los alimentos y el agua, y por otra parte de que la Convención es impotente frente a esta realidad. Nos parece que la conclusión no sólo asusta pero – y lamento mucho tener que decir esto – equivalente a un retroceso en el grado de protección que la Convención y que la Corte ha brindado hasta ahora a las personas vulnerables”.

Leave a reply