Select Page

IV RAZON: Ningún derecho tiene un fin ilícito, el Aborto tiene un fin ilícito.

IV RAZON: Ningún derecho tiene un fin ilícito, el Aborto tiene un fin ilícito.

Todo acto humano para que tenga valor legal y sea admitido como un derecho tiene que tener un fin licito sino es ilícito e incluso delictivo. Así por ejemplo existe el derecho a celebrar un contrato de compra venta porque tiene un fin lícito.  Transferir  un bien y recibir un pago por esta transferencia.

Por el contrario, el aborto por violación no solo es injusto sino también tiene un fin ilícito.  Y es ilícito porque conlleva a la muerte de una persona sin que esta hubiera cometido acción alguna que mereciera su muerte. Universalmente se entiende que una persona merece la pena de muerte por haber cometido un muy delito grave.  En el aborto no se cumple esta premisa, consecuente, y lógicamente, carece de sustento condenar a muerte a un bebe por delito que nunca pudo cometer.

No obstante podría decirse que el aborto será lícito cuando sea permitido por ley. Cierto, pero sin querer entrar a disquisiciones filosóficas, podrá ser licito pero no legítimo. Por ilegitimo se entiende todo acto que, aun siendo legal, va en contra de la moral o los principios básicos y elementales de lo que se denomina “el debe ser” y por consiguiente una convivencia pacífica.  Por lo tanto aunque el aborto sea declarado legal:

¿Es lo que debe ser, es moral, es legítimo, conlleva o permite una paz social?  

¿El medio para lograr un fin legítimo y justo?

No, no es ni legítimo, ni justo o siquiera es el recurso para suprimir el acto inhumano que ha afectado la psiquis de la mujer violada o restituirle la dignidad cuya afectación se considera discriminada por la sociedad.

 

Leave a reply