Select Page

Cuestionamientos y Manifiesto medico contra el Aborto

Cuestionamientos y Manifiesto medico contra el Aborto

La vocación del profesional sanitario supone, ante todo, el deber de sanar y defender la vida humana, aliviar el dolor, consolar y acompañar, según dice el juramento hipocrático.  

– Cualquier acción que vaya en contra de estas premisas no entra dentro de nuestro cometido y no debería ejercerse en centros sanitarios de titularidad pública ni debería ser financiado con los impuestos de todos. El aborto no es un acto médico.

– Los avances científicos permiten conocer con mucha más precisión que hace unos años, la salud del feto. De hecho, cada vez se realizan más intervenciones en el seno materno con el fin de preservar la salud fetal. 

– El feto también es nuestro paciente y hemos de poner todos nuestros conocimientos, al servicio de este ser humano que vive en una situación de debilidad.medico1

– La sociedad no puede cerrar los ojos a los conocimientos actuales sobre la gestación humana. A la hora de debatir sobre esta cuestión es preciso tener en cuenta la realidad de la formación humana intrauterina.  Se comete un grave error al valorar la legalidad o no del aborto sin tener en cuenta dichos conocimientos.

– En este sentido, creemos que no se está prestando voz a los profesionales sanitarios en este debate. Que se está ocultando información a los ciudadanos sobre qué es en realidad un aborto, como afecta al feto, así como los efectos físicos y psicológicos que el síndrome post-aborto tienen sobre la madre. Pedimos que los legisladores y los medios informativos abran el foco a los avances científicos.

– Toda mujer tiene derecho a conocer el desarrollo intrauterino de su hijo y el procedimiento por el que, en caso de que una madre quiera abortar, éste será eliminado.

– Consideramos que todos aquellos profesionales sanitarios que atiendan a la mujer embarazada en riesgo de abortar están realizando un acto médico y debe ser respetado su derecho a la objeción de conciencia sin que eso signifique que se la deje de atender.

– Ciertas ideologías o los eslóganes de otra época no deberían ponerse por encima de los conocimientos científicos en el debate del aborto. Tampoco nos parece legítimo argumentar la falta de medios económicos como criterio para decidir si se acaba con una vida humana o no.

 

 

 

 

Manifiesto de los profesionales sanitarios. Plataforma batas blancas por la ciencia. España

Leave a reply