Select Page

NO ES CIERTO, SEÑORA EX MINISTRA DE EDUCACIÓN

La Ex Ministra de Educación Marilú Martens publicó (11/3/2017) en el diario El Comercio el artículo “Nuestros roles de género y con la historia”

Me esfuerzo en pensar que no existe mala intención sino solo desconocimiento (¿o ignorancia?) en cuanto a lo qué se está debatiendo ante el Poder Judicial sobre el currículo escolar. Pero tristemente sería engañarme.   

Marilú Martens, defiende un currículo escolar infestado de una ideología (al cual prefiere llamar enfoque o perspectiva de género), curiosamente, haciendo alusión de otra ideología reprochable: El nazismo. Pese a que ambas son ideologías y por tanto no solo carentes de sustentos científicos sino, peor un, contrarios a estas.   

La ex Ministra dijo “Actualmente, quienes están en contra de una igualdad entre mujeres y hombres argumentan que Dios o la naturaleza otorgaron roles sociales…” MENTIRA. No es cierto, una grosera mentira. Ningún representante del colectivo Padres en Acción (Demandantes ante el Poder Judicial contra dicho currículo) a quien el PJ dio parcialmente la razón en primera instancia, argumentó ello para sustentar la inconstitucionalidad del currículo escolar. Tampoco sostuvo tamaño argumento, algún otro colectivo que cuestionara dicho currículo.     

La Ex Ministra dijo “…el Poder Judicial –la institución que por su naturaleza debe ser la primera línea de defensa de las mujeres en la protección de sus derechos y libertades individuales– falló en contra del esfuerzo por incluir la justa igualdad entre mujeres y hombres en la educación…” OTRA MENTIRA, NO ES CIERTO, la Ex Ministra (quien afortunadamente es tal, Ex Ministra) miente y ella lo sabe, y lo digo con mucha pena, faltar a la verdad.  Una de las tantas razones porque estamos desengañados de las autoridades que tenemos desde los más altos estratos de poder. La práctica de mentir.

Resumidamente, los argumentos del colectivo Padres en Acción son dos:

1.- De acuerdo a la Constitución (Art. 13), y normas educativas que lo desarrollan, los padres de familia deben ser consultados sobre los instrumentos (currículo escolar) que dirigirán la educación escolar. El Ministerio de Educación no cumplió con dicha consulta, no ejerció dicho mecanismo, infringió la Constitución.  

2.- El currículo escolar al imponer la obligación de la enseñanza transversal del enfoque de género establece que todos los colegios deben enseñar dicho enfoque.  Siendo así, a los padres de familia se nos recorta el derecho de poder escoger el colegio que imparta enseñanzas y conocimientos de acuerdo a nuestros principios (religioso o no), en este caso, en donde no enseñe bajo el enfoque de género.  Nos recorta el derecho, igualmente constitucional, de educar a nuestros hijos, a ejercer nuestra patria potestad conforme nuestros valores y convicciones no concordantes con dicho enfoque. Derecho que aún se puede ejercer hoy en día.

Nada más, eso es todo.  Al no haber podido probar que ambos fundamentos son falsos, el MINEDU perdió en primera instancia la demanda de Acción Popular. ¿O vamos a creer que un minúsculo grupo de padres de familia tienen más poder que el gobierno y o más poder de influencia que todos los medios de comunicación?   Vamos…no somos ingenuos.

Todos estamos de acuerdo que mujeres y hombres debemos tener los mismos derechos y oportunidades, sin distinción alguna, ambos tenemos la misma valía, la misma dignidad, es un principio universal infranqueable. No obstante, la ideología, enfoque o perspectiva de género no procura ello, sino imponer una falsedad que “la sexualidad es una construcción social”  Que yo soy hombre o mujer no porque la naturaleza (cromosomas)  así lo hubiera definido sino porque la educación y cultura así lo hicieron. Absurdo, y por este absurdo se cuestiona dicho instrumento educativo. 

Finalmente, es FALSO que las mujeres sean mayoritariamente víctimas de violencia o crímenes. En Perú, oficialmente reconocido, de cada 5 homicidios 4 son hombres. ¿Dónde está la violencia contra la mujer? La violencia es social, esta es la única que no tiene género. Dejémonos de mentiras.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fernando Fernández A. Abogado, con estudios de Maestría en Derecho Empresarial en la PUPC, en Persona Matrimonio y Familia, Diplomado en Bioética, Diplomado en Antropología de la Sexualidad en la USAT, Presidente de la Asociación Vida Viva Perú e integrante del colectivo Peruanos por la Igualdad

Leave a reply