Select Page

NUESTRO FUTURO. No hay tiempo que perder.

NUESTRO FUTURO. No hay tiempo que perder.

Este artículo se basa en una convocatoria que hicimos a fines de noviembre del 2014 a fin de lograr una coordinación entre todas las organizaciones, asociaciones y colectivos pro vida y defensa del matrimonio.  Es decir objetivos de destrucción, entre otros, por parte de la Ideología de Género (IDG). Dicho en pocas palabras: Ideología de Género = Aborto, Unión Civil y otros.

“Si en el Perú seguimos haciendo lo que hasta el momento estamos haciendo, para cuando la Ideología de Género venga con mayor fuerza en procura de destruir la familia,  perderemos, con toda seguridad.  Nuestro futuro a mediano plazo será similar al de España o cualquier otro país en los que se han aplicado sus principios.  Será así por cuanto nuestras acciones no difieren de lo que hicieron nuestros pares en dichos países.  No hemos aprendido de sus errores, estamos yendo por el mismo camino, pisando sus mismos pasos.

Hemos procurado identificar que no hicieron, que hicieron mal y que debieron hacer quienes se enfrentaron en sus países a esta ideología.  Y estamos convencidos, sin temor a equivocarnos que, entre otras razones, es la indiferencia e desinformación de la sociedad. Ambas fueron determinantes para su éxito.  Si no se hubiera dado esta indiferencia, por la información previa que se hubiera impartido, su historia sería otra.   Somos conscientes que el problema es complejo pero que el principal fue lo expuesto…”

Chile con su reciente promulgación de la Ley de Matrimonio Homosexual corrobora nuestra interpretación y proyección.

  • En el 2004 el 24% (al igual que en el Perú hoy en día) de los chilenos se mostraban a favor del matrimonio homosexual, en el 2009 este apoyo creció al 33,2%, en el 2010 subió a 38% (el sector femenino evidenció un mayor apoyo: 42% contra 34% de los hombres).
  • Para el 2014 el 55% de los chilenos estaba a favor, mientras que sólo un 39% se manifestaba en contra.

El sector joven mostró las siguientes variantes:

  • En el 2009 el 56% de los jóvenes entre 15 y 29 años apoyaban el matrimonio homosexual incluso el 51,3% por la adopción de menores por parejas homosexuales.
  • Para el 2014 el 70% de los jóvenes se mostraba de acuerdo con permitir el matrimonio igualitario. Dentro de este grupo, entre quienes son poco o nada religiosos (77%), quienes son algo religiosos apenas 4% menos (73%), mucho y bastante religiosos (50%).

Hoy vemos los resultados. ¿Que sucedió en tan solo 11 años?  La respuesta es puntual, los colectivos pro Aborto y Matrimonio Homosexual trabajaron insistente e incansablemente desinformando, felicitaciones para ellos. Por el contrario, nuestros pares en Chile no hicieron su trabajo o al menos no lo hicieron bien.

Tenemos que desenmascarar las falsedades en las que se sustenta el Aborto y la Unión Civil o Matrimonio Homosexual. Sus postulados son sencillos y carecen de fundamento o siquiera de lógica: Derecho a decidir sobre su propio cuerpo el primero y el derecho a la igualdad el segundo. NADA MAS, NADA MAS, NO HAY MAS.

Su falaz estrategia consiste en desacreditar a quienes nos oponemos a sus tesis tildándonos de retrogradas, antimodernistas, religiosos fundamentalistas y como no, homofóbicos logrando, subliminalmente, intimidar a muchos a fin de lograr su silencio cómplice.

¿Qué estamos esperando?  Tenemos y debemos que ser proactivos, no tenemos tiempo.  

Leave a reply