Select Page

Nuevo documental denuncia la falsedad de los programas de educación sexual integral

Por: Pete Baklinski | Fuente: Pete Baklinski 

GILBERT, Arizona, 23 de marzo de 2016 (LifeSiteNews.com) –Según el nuevo documental que denuncia lo que sus productores llaman una “agenda engañosa”, muchas escuelas en todo el mundo, agencias gubernamentales y organismos de la ONU están promoviendo estos programas de educación sexual.

“La agenda de la educación sexual integral (CSE, por sus siglas en inglés) es engañosa” dijo Sharon Slater, presidente de Family Watch International y creadora del documental dijo a LifeSiteNews.com.

“Los que promueven la CSE dicen que postergará el inicio de la actividad sexual, impedirá los embarazos en las adolescentes, impedirá el contagio con el VIH, sacará a los menores de edad de la pobreza, promoverá la igualdad de género y mucho más. Sin embargo, estos programas dan como resultado lo opuesto. La CSE fomenta en los niños el involucrarse en la experimentación sexual y en comportamientos de alto riesgo, y a menudo da información a los niños sin el conocimiento o el consentimiento de sus padres,” dijo Slater, y añadió: “Es una mentira tan grande”.

La conclusión general es que la CSE, con su contenido explícito y su perspectiva de la sexualidad humana fundada en derechos, constituye un asalto a la salud y a la inocencia de los niños al sexualizarlos y radicalizarlos desde la más temprana edad.

Slater dijo que basta con que los padres echen una mirada a los programas para que se den cuenta de lo dañinos que pueden ser para sus hijos. “Los padres tienen que saber que muchas escuelas han hecho de sus hijos el blanco de una educación sexual explícita cuyo objetivo es sexualizarlos y radicalizarlos desde la infancia”.

“Los padres también deben saber que organizaciones como Planned Parenthood (PP) están ganando millones de dólares a costa de la sexualización de los niños. Una vez que son adoctrinados de esta manera, los niños recibirán consejería sexual, pruebas de embarazo y de enfermedades de transmisión sexual (ETS), así como tratamiento para estas últimas, abortos, condones y anticonceptivos. Y PP es la que proporciona todo esto. Se trata de una industria multimillonaria”, dijo Slater.

La experta también dijo que el daño moral y psicológico que la CSE está causando a los niños es “incalculable”.

“Debido a que la CSE fomenta en los menores de edad el interés por experimentar sexualmente, ello puede conducirlos a embarazos tempranos, a la infección de ETS, incluyendo el VIH, ya que los estudios demuestran que los niños probablemente no van a usar los condones de manera correcta ni todas las veces. [Nota de VHI: el uso de condones agrava más aún la inmoralidad de la fornicación, ya que la fomenta; y, además, es un acto de irresponsabilidad ya que de por sí los condones pueden fallar, sin importar su uso teóricamente correcto. Por supuesto, el no usarlos es aún peor desde el punto de vista puramente técnico en cuanto a la prevención, pero su uso es un total engaño por el falso sentido de seguridad que dan.] 

Slater siguió diciendo que “los estudios han demostrado que los niños que se involucran en relaciones sexuales tempranas con muchos compañeros experimentan más la depresión y se les hace más difícil establecer matrimonios y familias estables cuando son adultos”.

“Además de todo ello – dijo Slater – solo toma una fracción de segundo para que una imagen pornográfica deje una impresión permanente en el cerebro. Y como muchos programas de la CSE usan materiales tan explícitos que se pueden considerar pornográficos, esta educación sexual puede conducir a los niños a la adicción pornográfica. Además, la mayoría de los programas de CSE animan a los niños a cuestionar su propio género o a permanecer en su confusión de género, lo cual puede llevarlos a toda una vida de confusión sexual”.

Apropiada a la edad – “Los que proponen la CSE creen que los niños son seres sexuales desde el nacimiento y que se les debe fomentar las experiencias sexuales. Por ejemplo, los Estándares para la Educación Sexual de la Organización Mundial de la Salud para Europa aconsejan que a los niños, desde recién nacidos hasta la edad de cuatro, se les debe enseñar cómo proporcionarse placer por medio de la masturbación y animar a explorar sus identidades de género. Esto es ‘apropiado para la edad’ según los proponentes de la CSE y lo que quieren enseñar empeora según los niños crecen”.

Basada en las evidencias – “Los que proponen la CSE usan estudios falsos del Instituto Alan Guttmacher y otras organizaciones que promueven los derechos sexuales y que se esconden tras la máscara de entidades dedicadas a la investigación, para decir que la CSE produce resultados que en realidad son lo contrario. Se trata de un ingenioso plan de mercadeo”.

“El Instituto Alan Guttmacher fue fundado por Planned Parenthood (PP) y dice que su meta es ser un organización que se dedica a la investigación objetiva. Pero tal parece que sólo publica estudios que muestran que los niños necesitan los ‘servicios’ lucrativos de PP, como la ‘planificación familiar’, los condones, los anticonceptivos y la CSE. La mayoría de los padres no sabe que PP es el proveedor más grande de la CSE de EEUU y posiblemente del mundo”.

Médicamente precisa – “Los promotores de la CSE usan el término ‘médicamente precisa’ para decir que no se debe enseñar moral o control sexual junto con la educación sexual. Y, como consideran que enseñar abstinencia sexual es enseñar moral, dicen que solamente los programas de CSE son médicamente precisos y que ninguno de los programas que enseñan la abstinencia sexual lo son”.

Relaciones sanas – “Para los proponentes y proveedores de la CSE, el término ‘relaciones sanas’ significa aprender a cómo negociar las relaciones sexuales placenteras y a asegurarse que se obtenga el consentimiento de la otra parte (pero no de sus padres) antes de tener dichas relaciones. [Nota de VHI: Por supuesto, la fornicación es un acto gravemente malo sin importar quién de permiso para ello.] Los programas de CSE enseñan a sus hijos que todo se vale, siempre y cuando usen condones y obtengan el consentimiento del compañero sexual. Algunos programas de CSE sugieren que los condones sean opcionales si los dos menores de edad deciden no usarlos”.

Slater también señaló que los padres necesitan darse cuenta que los promotores de esos programas de educación sexual se los venden a los padres bajo distintos nombres y máscaras. Por ejemplo, hay un libro de texto de educación sexual para niños que equipara las relaciones sexuales orales y anales, así como el tocar genitales y el coito vaginal con la frase “me gustas”.

“Es importante darse cuenta que la CSE se presenta escondida bajo muchos nombres, como los programas de anti-maltrato, abuso sexual o prevención de la violación, educación para la vida familiar, educación para la salud sexual y reproductiva, educación para relaciones sanas y otros más”.

“Los padres también necesitan ser cautelosos en cuanto a los programas llamados ‘escuelas seguras’, ya que estas frases son eufemismos para encubrir programas que adoctrinan a los niños con radicales ideologías sexuales y de género. De hecho, los padres y los que elaboran políticas públicas necesitan darse cuenta que en muchos casos la CSE no es otra cosa que una educación a favor los [mal llamados] derechos al aborto y al LGBT astutamente disfrazada”.

Family Watch International ha lanzado una petición exigiendo que la ONU “detenga inmediatamente la promoción y el financiamiento de la dañina educación sexual integral”.

“Una creciente evidencia claramente muestra que la CSE es uno de los ataques más insidiosos contra la salud y la inocencia de los niños que uno se pueda imaginar”, declara la petición.

Finalmente, Slater dijo que “con todo el ataque frontal que actualmente se perpetra en la ONU y en las legislaturas alrededor del mundo, el pretender obligar el establecimiento de la CSE para los niños (y en estos mismos momentos en el Estado de Arizona, EEUU), todos tenemos un rol que desempeñar en la denuncia de esta tendencia tan peligrosa. No puedo dormir durante la noche conociendo el daño que estos programas causan a los niños y los tortuosos métodos que se usan para promover la CSE”.

Leave a reply