Select Page

Protocolo del Aborto llamado Terapéutico

Protocolo del Aborto llamado Terapéutico

En abril de 2012 numerosas instituciones civiles  firmaron un Manifiesto, con el apoyo de miles de ciudadanos, en contra de la promulgación de un protocolo del mal llamado “aborto terapéutico”.  Al igual que el Manifiesto de Médicos contra el Protocolo del aborto terapéutico, emitido en el 2014, se mantienen vigentes sus fundamentos que resumimos y comentamos:

  1. El Protocolo de Aborto Terapéutico es una vieja excusa para “justificar” la muerte intencional de un niño en gestación.

El Art. 119 del Código Penal, que despenaliza el Aborto Terapéutico, se promulgó en el año 1924 es decir el siglo pasado. Hoy con la tecnología y avances científicos las emergencias pueden ser manejadas de forma que se logra salvar la vida de la madre y el niño en gestación.  Si el niño fallece, fue por un efecto no deseado.

Por el contrario, el Protocolo del Aborto Terapéutico, es un procedimiento administrativo destinado a programar con fecha y hora la muerte de un niño por nacer. Esto se llama asesinato con premeditación, alevosía y ventaja, con el agravante que fue contra una ser que no tuvo siquiera oportunidad de defenderse.

  1. Teóricamente, el Aborto llamado Terapéutico, se practica no porque los médicos así lo quisieran sino ante la inexistencia de otra alternativa.

Bajo el Principio del Doble Efecto, el medico está obligado a salvar la vida de la madre y del niño gestante. En procura de este fin si se produce la muerte del bebé  no fue por decisión del médico, por el contrario, dicho profesional debió procurar salvar la vida del niño hasta el último momento.

Es por ello que el artículo 119 del Código Penal no crea el “derecho al aborto por motivos terapéuticos”, únicamente reconoce la existencia de este tipo de abortos, no deseados, y por ello al por no existir intencionalidad y, lógicamente, negligencia está exenta de pena.

  1. El Juez Penal es el único que decide si se aplica una pena o no. El Protocolo no sustituye su función de administrador de justicia.

Quien evalúa la no sanción penal ante un aborto terapéutico es el juez, el administrador de justicia, ya que es él quien determinará la adecuación del hecho al tipo penal.

Con el protocolo, los grupos promotores del aborto, buscan que la deliberación judicial (posterior al delito del aborto) sea reemplazada por un trámite puramente administrativo. Esto es premeditar un delito estableciendo una exención, es un atentado contra los principios que regulan nuestro orden jurídico y constitucional.

  1. A la fecha no hay ninguna sentencia en el derecho peruano ni en el derecho internacional que nos obligue la aprobación de un Protocolo de Aborto Terapéutico.

Ni las Naciones Unidas, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Corte Suprema de Justicia o Tribunal de Garantías Constitucionales ha solicitado o dispuesto que se apruebe dicho protocolo.

 

  1. La aprobación de un Protocolo de Aborto viene siendo discutida desde el año 2003 pero ningún ministro de Salud lo aprobó.

No se aprobó por los fundamentos expuestos.  Por ello invocamos a que tampoco se apruebe ya que constituiría una contravención a diversas normas constitucionales, convenios internacionales suscritos por el Perú  y normas especializadas sobre la defensa del niño.

Leave a reply