Select Page

Argentina: Ley de identidad de género. Decaimiento de la sociedad.

Argentina, es un muy buen ejemplo de lo que constituye permitir abrirle la puerta a la Ideología de Género. No solo es el “matrimonio” homosexual, adopción de menores por parejas homosexuales, aborto libre sino el cambio, exigible y obligatorio, de toda la mentalidad de la sociedad.  Y si es que no te parece, puedes sufrir sanciones incluso penales por ir en contra de las normas que procuran la “inclusión” y “no discriminación” de la comunidad LGBT.

La Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA), advirtió que la ley de identidad de género aprobada por el Senado mutila «las normas fundamentales de la vida y la familia y empobrece la convivencia social» en el país.

La UCA se refirió que la norma aprobada permite a cualquier persona –incluidos menores de edad-, «solicitar la rectificación registral del sexo, y el cambio de nombre de pila e imagen aún sin alterar sus caracteres exteriores».

La universidad advirtió que esta norma «ha generalizado un modelo de pensamiento que privilegia supuestos proyectos de vida individuales y personales (de cambio o reasignación de sexo), en desmedro de los valores y principios del resto de la sociedad».

«Es un paso más en una progresiva mutilación de las normas fundamentales de la vida y la familia y empobrece la convivencia social a partir de una concepción individualista de la persona que es definida como una mera creación cultural y desgajada de sus constitutivos elementos de orden natural, en especial de la rica complementariedad entre varón y mujer», señaló en un comunicado difundido este jueves.

Indicó que al extender esta ley a los menores de edad –que no necesitan el consentimiento de los padres-, se están incumpliendo los tratados internacionales firmados por Argentina «en materia de derechos de la niñez, interés superior del niño y principio de precaución».

«La doctrina y jurisprudencia comparada exigen máxima prudencia al tomar decisiones en torno a intervenciones a menores que tengan carácter irreversible», advirtió.

Asimismo, la UCA cuestionó que la ley de identidad de género no contemple la objeción de conciencia de los médicos y las instituciones de salud.

Finalmente, el comunicado recordó que «la sexualidad es un atributo inherente a la personalidad humana» y por tanto permitir que «el sexo registral sea discordante de la sexualidad» real de la persona «supone una alteración profunda de la vida social, que no se refiere exclusivamente a una esfera de privacidad, sino que impacta en los derechos de terceros y de la sociedad como un todo».

Leave a reply